jueves, 27 de octubre de 2011

This could be para-para-paradise


Me traían desconcertados desde que sacaron Every teardrop is a waterfall. ¿En qué se estaba convirtiendo Coldplay? ¿En su nuevo disco nos íbamos a encontrar con temas en los que participaran David Guetta o Pitbull? (Por lo visto con uno con Rihanna si, así que tampoco era una locura pensarlo)

 Sin embargo luego vino Major minus y pensé que quizá no todo estaba perdido y cuando presentaron Paradise salí de dudas. No son los mismos Coldplay de Parachutes, pero siguen siendo ellos y el conciertazo que han dado esta noche en Las Ventas me lo ha confirmado por completo (os lo recomiendo si no lo habéis visto, puro espectáculo). Es un grupo que ha sabido reinventarse así mismo pero sin dejar de ser ellos.

Siempre voy a preferir un Clocks, un Don't panic o un Yellow a un Viva la vida pero este nuevo rumbo tampoco está mal, al fin y al cabo sigue siendo Coldplay, y creo que el cambio que están experimentando refleja su madurez, sus ganas de probar cosas nuevas y no estancarse en lo mismo de siempre.

Y me ha bastado ver el concierto de esta noche para darme cuenta de que siguen siendo tan geniales como el primer día.
Lo que habría dado por estar ahí. Si estaba emocionado, disfrutando como un crío desde el sofá de mi casa, lo que habría sido verlos y escucharlos en directo.

¿Qué no son el mejor grupo del mundo? Ni falta que les hace ¿Qué sus letras o sus estribillos son simples? A mi me basta, me gustan y muchas de ellas forman parte de la banda sonora de mi vida.
Quizá no sean los mejores pero derrochan talento y cada canción suya me absorbe como no lo hace ningún otro músico, así que ¿Que más da lo que diga la crítica o la prensa?
Vistos "en directo" ahora queda escuchar el cd y volver a pensar... pero que grandes que son coño!


(P.D. Y si, el vídeo es una ida de olla, pero la canción es increíble)

No hay comentarios:

Publicar un comentario