martes, 12 de marzo de 2013

Generación ¿perdida?

Nuestros sueños quedan muy lejanos. Estamos llenos de frustraciones, no queda esperanza ni oportunidades para nosotros.
Somos la generación perdida, o eso se empeñan en decirnos...

¿Perdida? ¡Y una mierda!
Estamos llenos de ilusión y de ganas de intentarlo una vez más (o deberíamos estarlo).
Somos unos luchadores natos y eso nos hace más fuertes, hace que no nos durmamos, que no nos acomodemos, nos hace estar más unidos a los nuestros,...

Yo creo que eso es algo, así que quien vuelva a decir que somos la generación perdida se puede ir yendo a tomar por culo.
Porque lo mejor hemos perdido esta batalla, ya que no tenemos trabajo o perspectivas de un gran futuro. Pero mientras no nos quiten la ilusión acabaremos ganando la guerra.

Acabaremos triunfando.

1 comentario:

  1. ¡Bravo! Rober... ¡esa era la filosofía que os enseñaba en clase! Resistir sin desfallecer...

    Os contaba una fábula: dos ranas caen en un cubo de leche y no pueden saltar fuera. Una se abandona a su muerte, la otra bate, bate y bate. Bate, bate y bate... hasta su último aliento y, cuando ya le faltaban las fuerzas encontró algo duro bajo sus patas y saltó a la vida. De tanto batir la leche la había convertido en mantequilla. No te rindas, no os rindáis nunca, luchad, formaros, aprovechad las oportunidades, no os droguéis, cuidad vuestros cuerpos y vuestras mentes, porque sois el futuro de Europa. Y votad en todas las elecciones, votad, votad y votad; no hagáis caso de que todos son iguales: falso. Y leedme de vez en cuando, para aumentar vuestra esperanza, en Las Columnas de Heracles. Don Marco.

    ResponderEliminar